Paula Rivero

Paula Rivero, de nacionalidad argentina, vivió en Italia, Perú, Uruguay, México y actualmente está radicada en Argentina; la influencia de múltiples culturas, claramente influenciaron su mirada y su obra. Profesora Nacional de Pintura por la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón y con estudios de diseño gráfico en la Universidad Iberoamericana de México, D.F. su obra integra colecciones privadas nacionales e internacionales y participa frecuentemente de muestras en galerías y ferias.

La obra de Paula Rivero sigue un hilo conductor a lo largo de los años aún cuando cambien los soportes, pinturas, esculturas que combinan hierro con pieles. Los temas recurrentes, desde lo conceptual pivotean entre lo femenino, la palabra velada y los lazos que vinculan o someten; desde la figuración hasta la abstracción , las figuras del corset y de las alas, son tipologías que le sirven para vehiculizar estas inquietudes.

El arte nos ofrece la posibilidad de hacernos y de deshacernos, y a eso refiere.

En su pintura el corset surge desde la abstracción y en sus esculturas desde la figuración, representando a través del corset esas estructuras, las armaduras, los preconceptos de los cuales es necesario librarse para poder ir en búsqueda de nuestro Ser.

Romper los nudos de ese corset, de esa armadura, para asomar las alas, para estar en nuestra esencia.

El corset es una prenda utilizada en la moda para estilizar y moldear la figura humana, son realizados a medida para una única persona. El corset y la feminidad se ensalzan y se vuelven extremadamente teatrales.

De eso habla la artista en su obra. Todos sin darnos cuenta llevamos puesto un corset.

Investiga esa ruptura, esos mandatos, eso que no somos y que hay que destruir, prendernos fuego para evolucionar, para ir en busca de quienes somos. Que sentido tiene ser lo que no somos?

Es en esta búsqueda también donde la artista explica cómo en su proceso de liberación, la mujer es capaz de convertirse, finalmente, en mujer guerrera, de allí las esculturas de acero y piel.

Representa a la mujer salvaje por dentro y guerrera por fuera, utilizando esa prenda como símbolo de protección, como armadura, para salir a la batalla de la evolución como individuo.